Manifiesto

MANIFIESTO EN EL PRIMER ANIVERSARIO LEY ABORTO

Ante el primer aniversario de la entrada en vigor de la “ley de aborto libre” y el trámite parlamentario de una “ley de muerte digna”, la plataforma Derecho a Vivir quiere denunciar que:

- La actual ley del aborto atenta aún más si cabe que la anterior contra el derecho a la vida del hijo concebido, ya que convierte el aborto en un derecho.

- Esta ley permite que a la mujer se le esconda información sobre lo que de verdad supone el aborto y sobre las nefastas consecuencias que puede tener el acabar con la vida del hijo que lleva dentro.

- El sistema de plazos introduce un nuevo coladero que está permitiendo que los centros abortistas incumplan la ley, cambiando los datos relativos a la edad del feto al que se pretende eliminar

- A día de hoy, y desde la entrada en vigor de la ley, el gobierno no ha implementado ni una sola medida de ayuda y acompañamiento a la mujer embarazada en situación de riesgo social.

- El gobierno sigue sin fomentar la creación de un plan de adopción nacional, para que las mujeres que no deseen tener a sus hijos puedan recurrir a otras alternativas que no sean la de acabar con la vida de su hijo.

- Los centros y asociaciones que ayudan a madres embarazadas y a sus hijos siguen sin recibir ninguna ayuda económica por parte del gobierno, mientras los centros abortistas siguen aumentando sus ingresos a costa de la vida de los hijos y del dolor de sus madres.

- Después de un año de presentación del recurso de inconstitucionalidad, el Tribunal Constitucional sigue sin pronunciarse sobre un ley que, según su doctrina, atenta contra el derecho a la vida del nasciturus

- Además, la llamada “ley de muerte digna” abre la puerta a la eutanasia y suprime la autonomía del médico para cuidar de sus pacientes conforme a su ciencia y su conciencia.

Por todo ello, y ante el triste aniversario que hoy conmemoramos pedimos a los partidos y los poderes públicos que:

1- Se derogue la actual ley del aborto que contempla como un derecho la muerte cruel y violenta de un ser humano.

2- Se promuevan leyes que protejan la vida humana desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.

3- Se elabore un plan nacional eficaz que permita que las mujeres que no quieran tener a sus hijos puedan darlos en adopción.

4- Se persiga el fraude de ley que se comete en los centros abortistas, evitando el enriquecimiento de unos cuantos costa de la muerte de inocentes.

5- Sea respetada la doctrina del Tribunal Constitucional que, en su sentencia de 1985 afirma que la vida del nasciturus es un bien jurídico que el Estado ha de proteger.

6- Se rechace la llamada “ley de muerte digna” y se apueste de manera decisiva por un Plan Nacional de Cuidados Paliativos, absolutamente necesario para atender como se merece a los pacientes crónicos y terminales.